2024| Año DE Avanzada

Nota Pastoral #26

14 de julio de 2024

El Altar

Del Corazón del Pastor Rev. Leonardo Bailey

“Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar. Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho. Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche. Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra. …Y habló Dios a Noé y a sus hijos con él, diciendo: He aquí que yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros; y con todo ser viviente que está con vosotros; aves, animales y toda bestia de la tierra que está con vosotros, desde todos los que salieron del arca hasta todo animal de la tierra. Estableceré mi pacto con vosotros, y no exterminaré ya más toda carne con aguas de diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos: Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra. Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne. Estará el arco en las nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra.” (Gn, 8:20-9:1, 8-16).

En el cercano Oriente antiguo, el altar era un lugar de sacrificio.  Aunque la ley mosaica limitaba el lugar israelita de sacrificio al tabernáculo y posteriormente al templo, los patriarcas generalmente edificaban altares donde quiera que se establecían, aun cuando no contaban con sacerdotes.  Evidentemente los altares se dirigían principalmente para conmemorar algún acontecimiento en el cual el personaje principal había tenido alguna relación con Dios.  En el Sinaí, Dios reveló las especificaciones para dos altares que debían usarse en el tabernáculo: a. El altar del Incienso, y b. El altar del Holocausto.  En Ex. 20:24-26, Dios ordenó a Moisés que comunicara al pueblo que debía construir un altar de tierra o de piedras, para ofrecer sus sacrificios.  De manera que el altar era básicamente un lugar para sacrificios y para ofrecer incienso.  Hablar de altar, es tácitamente hablar de una vida de oración, y de una comunión íntima con Dios.  En el caso específico que nos ocupa hoy, analizaremos sobre el altar de Noe; veamos:  A la orden de Dios a Noe de salir del arca, este (Noe), obedece, y según la Biblia lo primero que hace es edificar un altar a Jehová.  Entonces puedo afirmar que:

I- El Altar en nuestras vidas es un acto de fe: Solo los que tienen fe, tienen un altar personal para Dios.  Noé, fue un hombre de fe y por eso Dios le ordenó que construyera el arca donde él y su familia serían salvos.  Su fe se hizo manifiesto al salir del arca y establecer su primera acción: La edificación de un altar a Dios. Significa que para Noe lo principal era: 1. Tener comunión con Dios, 2. Orar a Dios, 3. Adorar, 4. Sacrificar.   Estas cuatro características (la comunión con Dios, la oración, adoración y sacrificio) son los elementos principales del altar, y Noé, como hombre de fe lo sabía. Este acto de fe marcaría el futuro de toda la tierra.  La fe sin obras es muerta (St. 2:20).  Y Noé demostró su fe edificando este altar.  Esto también habla del esfuerzo que debe hacer toda persona para tener su altar.  Edificar es construir, y para construir hay que trabajar o esforzarse.  Nadie tendrá un altar, sin un mínimo esfuerzo.

II- El Altar en nuestras vidas es un acto de Agradecimiento: Una de las formas que tenemos para manifestar agradecimiento a Dios, es en y con nuestro altar.  Noé, estaba consciente de que gracias a Dios; él y su familia habían escapado de la destrucción del mundo antiguo por el diluvio.  Entonces él (Noé) decidió agradecer a Dios edificando un altar.  Todo verdadero creyente que sea agradecido con Dios tendrá un altar como muestra de ese agradecimiento.  El altar de Noé habla de fe y de agradecimiento.  

III- El altar en nuestras vidas agrada a Dios: La Biblia dice: “Y percibió Jehová olor grato…” (Gn. 8:21).  Dios no es indiferente a nuestro sacrificio en el altar; como no fue indiferente al altar que edificó Noé.  Olor grato es agrado de Dios a lo hecho por el hombre (Noé).  Sin duda hay muy pocas cosas en nuestras vidas que pueden impresionar o agradar a Dios, ya que la Biblia dice: “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia” (Is. 64:6); no obstante, es el altar el que produce u obtiene el agrado de Dios; porque además de oración, adoración, comunión y sacrificio, hay también humillación en el hombre (o mujer) que ofrece altar a Dios.

IV- El Altar en nuestras vidas elimina la maldición y la destrucción: La Biblia dice: “Y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre…ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho (Gn. 8:21-22). Una vida de altar, evitará todo tipo de maldiciones y guardará al hombre de la destrucción. Al edificar Noé este altar, eliminó toda fuerza de maldición o destrucción futura sobre la tierra por medio de otro diluvio, y más bien, garantizó su permanencia y protección.  Lea Gn. 8:22.  Es en el altar donde aplicamos la sangre del cordero de Dios (Jesucristo) a nuestras vidas, eliminamos toda maldición, evitamos la destrucción, y garantizamos nuestro futuro. (Amén).

V- El Altar en nuestras vidas produce la Bendición de Dios: La Biblia dice: “Bendijo Dios a Noé y sus hijos” (Gn. 9:1).  ¿Cuándo los bendijo Dios? Después de que Noé edificó un altar a Dios. Observe que aunque Noé fue el que edificó el altar ; la bendición fue para él y para sus hijos (el que tenga oído para oír, oiga).  Tu altar trae bendición a tus hijos y familiares.  He insistido mucho a esta congregación sobre la vida de altar (oración) como medio para alcanzar las bendiciones de Dios; sin embargo, hay un grupo significativo que no entiende o que cierra su corazón y por supuesto no viven en bendición, porque no tienen una vida de altar.  Quiero repetir: En el altar hay bendición, o el altar trae bendición.

VI- El Altar en nuestras vidas garantiza la voz y los pactos de Dios: Si alguien quiere escuchar u oír la voz de Dios, necesitará establecer un altar en su vida.  La Biblia dice: “Y habló Dios a Noé”(Gn. 9:8).  En el altar hay voz de Dios (esta es una verdad absoluta).  Pero, no solo hay voz de Dios, también se establecen o ratifican los pactos del Creador con los hombres.  En Génesis 9:8 Dios dijo a Noé: “He aquí yo establezco mi pacto con vosotros…” Puedo asegurar que muchos de los que leen, ignoran la gran cantidad de pactos que Dios tiene con los que creen en Él, en su Palabra; y es en el altar donde se afirman o se obtienen los beneficios de estos pactos, aun cuando sean desconocidos por nosotros.

Amados Hermanos: En el altar hay victoria (Amén).  Noé vivió en victoria por muchos años, él y sus hijos, luego de ofrecer sacrificios sobre este altar, y gracias a ese altar el mundo hoy persiste lleno de bendiciones.  No sea más descuidado u obstinado y aproveche este recurso (el del altar) que Dios nos da para acercarnos a Él.  Todos debemos tener un altar personal (oración personal) con Dios.  Todos debemos aprovechar el altar congregacional (oración de la congregación) que se hace cada miércoles en esta iglesia.  No se quede mas en casa viendo televisión, o haciendo otras cosas, evitando el agrado y la bendición de Dios.  Súmese a los que están en el altar cada miércoles en el culto de oración; y aproveche los diferentes altares que se realizan en esta iglesia (el primer altar de madrugada de lunes a viernes, las vigilias, ayunos y oraciones diarias) y en cada culto.  A la voz del pastor, para pasar al altar, no se quede allá atrás en su silla, pensando que puede orar en el lugar en donde está; porque el agrado de Dios está con los que participan y pasan al altar. No menosprecie el altar, actívelo en su vida y viva en victoria.  Dios les bendiga.

ANUNCIOS ESPECIALES

  • Participa del primer altar de oración

    Todos los días de 4:00 am a 5:00 am.
    Para mayor información puede contactarse al 6117-7748 ó 6030-8009.

  • Servicio Especial de Sanidad Financiera

    Domingo 21 de julio

  • Servicios de Oración, cada miércoles de 4:00-6:00 y de 6:30 en Adelante

    No faltes al Culto más importante de la Semana

Scroll al inicio